2015 / 21 abril

Esquí en el Valle de Aosta

Fernando Sarasola Esquí Valle de Aosta

Como ya avancé en mi anterior post, hoy os quiero contar mi experiencia en otro paraíso del esquí -esta vez en los Alpes- el cual recomiendo a todos aquellos que disfrutáis con este deporte y con la posibilidad de practicarlo en una gran variedad de dominios.

Y es que el Valle de Aosta, localizado en el norte de Italia, en la frontera con Suiza y Francia, presenta una oferta para el esquiador muy completa. En un radio de 45 km. aproximadamente se encuentran las mejores estaciones de Los Alpes. Levantarte por la mañana, coger el coche y estar en menos de media hora en Zermat, Cervinia, Mont Blanc o Pila, entre otras, es un auténtico privilegio y aquí lo puedes tener.

El Valle de Aosta, en su día centro siderúrgico del Norte de Italia, es una ciudad enfocada al turismo, tanto de invierno como de verano y así lo refleja su oferta de restaurantes y hoteles: buena, variada y, sobre todo, con una relación calidad-precio insuperable.

Dentro de esta variada oferta, yo opté por alojarme en el Hotel Billia, un palacio de principios del siglo XX, situado en Sant Vincent, a diez minutos del centro de Aosta. Y no solo palacio por su arquitectura; palacio porque he podido disfrutar de uno de los mejores Spa y zona de aguas, en un hotel de montaña.

Y siguiendo con mi promesa del anterior post, donde os contaba que hablaría más adelante del esquí extremo, he de deciros que este valle es considerado por los expertos como el mejor sitio del mundo para la práctica del Heliski (esquí fuera de pistas). Tienes varias cumbres a más de 4.000 metros de altitud que te permiten realizar unos descensos realmente espectaculares. En el video os muestro uno de ellos (por desgracia, no se ve lo que sientes mientras bajas, pero intentando resumirlo con palabras diría algo así como “experiencia única que repetiría una y otra vez”). Y en el segundo video una panorámica desde la estación de Pila, a la cual tienes acceso en funicular desde el centro de Aosta.

En conclusión, el Valle de Aosta es, sin duda, otro destino muy recomendable. Es de muy fácil acceso, ya que está a solo una hora en coche de Milán y, además, un trayecto precioso hace que esa hora se haga incluso corta.

 

 Videos youtube logoYouTube gris

cchs moodle .

No comments so far.

LEAVE YOUR COMMENT